NEPOTISMO: Alcaldesa Mirtha nombra a CUÑADO como director municipal

La alcaldesa de Bahía de Banderas, Mirtha Villalvazo Amaya, realizó desde el primer día de su gobierno el nombramiento de su cuñado como director de los Servicios Públicos Municipales, un acto considerado por la legislación mexicana como “nepotismo” y sancionable a nivel administrativo.

Se trata de Daniel Pelayo Contreras, quien es esposo/pareja sentimental de la hermana de la alcaldesa, Perla Yadira Villalvazo Amaya, con quien al menos tiene un hijo. La evidencia fotográfica enviada a BADEBA Media por un denunciante ciudadano no deja lugar a dudas.

Daniel Pelayo Contreras es cuñado de la Alcaldesa, y por tanto sostiene lazos familiares con ella de segundo grado, al estar en comunión o matrimonio con su hermana. Pero previamente, no se le conoce ningún desempeño dentro de la función pública. Su curriculum vitae aún no aparece disponible en la página oficial del Ayuntamiento de Bahía de Banderas, dentro del directorio oficial.

Curiosamente, sí su fotografía institucional, como director de los Servicios Públicos, siendo casi el único funcionario del que han dado de alta su foto en esta sección de la plataforma web del municipio. El rostro de Daniel Pelayo Contreras como funcionario público del Ayuntamiento, es el mismo que aparece en las fotografías del Facebook de Perla Villalvazo, hermana de la alcaldesa Mirtha Villalvazo, mientras sostienen a su hijo, celebran eventos sociales o aparecen juntos, despejando toda duda al respecto. La pareja lleva unida al menos desde el año 2014, constituyendo un lazo familiar formal.

Nombrar a un titular de dependencia bajo el único mérito de ser familiar, es un acto que no solamente es contrario a todo lo predicado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y la llamada “Cuarta Transformación”, de la que Mirtha Villalvazo es emanada. 

Sino que se trata de una acción contemplada por la ley como inapropiada y sancionable de forma administrativa, una práctica considerada como negativa en el ámbito de la administración pública dentro de todos sus niveles. 

Por ejemplo, el Título Tercero, Capítulo I, de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del estado de Nayarit, en su artículo 54, puntos XVII y XV, establece que todos los servidores públicos deberán:

“Abstenerse de intervenir o participar indebidamente en la selección, nombramiento, designación, contratación, promoción, suspensión, remoción, cese, rescisión del contrato o sanción de cualquier servidor público, cuando tenga interés personal, familiar o de negocios en el caso, o pueda derivar alguna ventaja o beneficio para él, cualquiera de sus superiores jerárquicos desde el inmediato hasta el titular de la dependencia, entidad, poder o a alguno de los integrantes de los ayuntamientos, o para las personas a las que se refieren las fracciones XI y XII”.

Mientras que la Ley General de Responsabilidades Administrativas, un ordenamiento federal, establece en Artículo 63 BIS que:

 “Cometerá nepotismo el servidor público que, valiéndose de las atribuciones o facultades de su empleo, cargo o comisión, directa o indirectamente, designe, nombre o intervenga para que se contrate como personal de confianza, de estructura, de base o por honorarios en el ente público en que ejerza sus funciones, a personas con las que tenga lazos de parentesco por consanguinidad, hasta el cuarto grado, de afinidad hasta el segundo grado, o vínculo de matrimonio o concubinato”. 

Por lo que a todas luces, el nombramiento de su cuñado, constituye para la alcaldesa Mirtha Villalvazo un acto abierto de nepotismo en el primer nivel de jerarquía dentro de su gabinete, contrario a la sana práctica del servicio público. 

Sin exponer los méritos de Daniel Pelayo Contreras, la alcaldesa le ha dado un cargo muy importante para Bahía de Banderas, ya que el municipio requiere de muchas atenciones. 

Al día de hoy, se desconoce la experiencia del director de Servicios Públicos Municipales o su preparación académica para ejercer el cargo, y cualquier otro dato acerca de su trayectoria ajeno a su lazo familiar con la alcaldesa del municipio.