Se divide el cabildo en Bahía de Banderas, unos con Mirtha y otros con Santana

Hay cisma en el cuerpo de regidores del XI Ayuntamiento de Bahía de Banderas, Nayarit. Fotografías y testimonios de funcionarios públicos de primer nivel, revelaron que más de la mitad de sus ediles ya se le rebelaron a la alcaldesa Mirtha Villalvazo Amaya, ante la falta de atención, apoyos para realizar sus labores y respuesta a sus gestiones, optando por escuchar al diputado local Héctor Santana García, de quién es conocida su intención de volver a contender por la presidencia municipal ahora por MORENA.
El principal operador del legislador Santana es el síndico del Ayuntamiento Julio Cesar Robles Lima, emanado del aliado Partido del Trabajo, con quien nunca se ha podido coordinar Mirtha, incluso trascendió que en una ocasión hasta lo abofeteó.


El síndico fue quien en fecha reciente convocó solo a los regidores afines a una reunión con Héctor, donde también estuvo su compañero diputado Alejandro Regalado, donde además de hablar de proyectos políticos vieron el abanico de programas que pueden bajar en apoyo a sus demarcaciones y ciudadanía.
Los ediles que asistieron y se sabe están del lado de Santana, son: José Antonio Plácito, Lourdes Victoria Chiquete Ibarra, Carmen León Olvera, María de Lourdes Ruiz Nieves, Irma Peña Martínez, María Emigdia Jiménez Carrillo, María del Carmen Arreola Gutiérrez.
Por su lado Mirta ha intentado fortalecer otro grupo edilicio afín a ella, pues la gente de su equipo cercano la promueve para la reelección. La alcaldesa también ha hecho reuniones con sus regidores, entre los que se cuentan: Erika Zuleth Cruz Félix, Stephania Lara Prado, Elda Minjarez García, Rafael Alejandro Cervantes, Martin Aguirre Ramírez y Nadia Elizabeth Paniagua Robles.
Aquí llama la atención que la hija del expresidente Héctor Paniagua esté aparentemente respaldando a Mirtha, igual es raro que el regidor por Valle de Banderas Martín Aguirre se encuentre de su lado cuando es primo de Héctor Santana y trabajó con todo en su campaña cuando fue abanderado del PRI.
A pesar de las fotos, no todo es como parece, porque algunos de los ediles no están muy convencidos de estar del lado a la presidenta, pues les ha demostrado ella no hace equipo con nadie y aunque los convocó recientemente a trabajar en armonía y hasta pidió le externarán su sentir, no ven nada claro en su promesa de que ya iban a fluir recursos y apoyos para sus gestiones.
Así las cosas no es de extrañar que en los próximos días empiezan a querer prohibirles que les hablen o se juntan con el otro, pero sobre todo que las votaciones en las sesiones de Ayuntamiento ya no sean por mayoría.