Piden empresarios coordinación metropolitana entre Bahía y Vallarta

Redacción Badeba Media / Bahía de Banderas

En voz del catedrático Cesar Dachary, director del Observatorio Turístico Integral, la Asociación de Empresarios de Bahía de Banderas han pedido a las autoridades de Jalisco y Nayarit poner manos a la obra para coordinarse en la zona metropolitana que ya representan Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

Dachary urgió en la creación de un instituto metropolitano para que tome acciones frente a los retos conjuntos de ambos municipios antes de que sea demasiado tarde ante el excesivo y acelerado crecimiento de la mancha urbana por el boom inmobiliario que genera la industria turística.

“Se nos acabó Acapulco, ahora se está acabando Cancún y lo sabemos perfectamente, Los Cabos
estuvieron al borde, y así como esos, muchos destinos se están empezando a terminar, porque
ahora estamos ante lo que sería la primera ‘tormenta perfecta’ que es el deterioro ambiental más el cambio climático global que va a incidir
en todas las zonas costeras del mundo, las va a ascender y las hará mucho más peligrosas.

“Esto crece como un monstruo y ya está descontrolado. Entonces aquí hay dos posibilidades, o se logra un control o vamos ca-
mino al Acapulco, no cabe ninguna duda y más rápido. ¿Por qué? Porque hay una limitación territorial muy fuerte. Entonces acá sí hay un problema serio para Vallarta y para Bahía de Banderas”, comentó Cesar Dachary.

Además, señaló que Puerto Vallarta y Bahía de Banderas deberán decidir entre convertirse en una ciudad de vocación inmobiliaria o mantener la industria turística, por la cual se necesitan conservar ciertos aspectos de imagen.

La creación y puesta en marcha de un instituto metropolitano harían más fácil que ambos destinos encontrarán soluciones, pero hasta el momento no ha sido así.

¿Qué capacidad tienen los gobiernos estatales y
municipales para controlar el crecimiento en esta región metropolitana? “Si no asumen que esto es una situación grave, después va a ser tarde”, advirtió Dachary.